NOTICIAS

Ver todas las noticias > 08Febrero 2016
Impacto de la crisis petrolera internacional en la producción argentina
Impacto de la crisis petrolera internacional en la producción argentina

El senador nacional y secretario general del Sindicato de Petróleo y Gas Privado de Río Negro, Neuquén y La Pampa, Guillermo Pereyra, analizó como el impacto de la crisis internacional de la industria del petróleo por la baja del precio del barril de crudo y como afecta esta cuestión a la producción nacional.

Según Guillermo Pereyra, es necesario direccionar la producción hacia la explotación de gas y evitar los despidos de empleados, explicó haciendo referencia especialmente al shale gas y el tight gas, que son aquellos provenientes de reservorios no convencionales.

El titular del sindicato petrolero recalcó que la situación de la provincia de Neuquén es diferente de la del sur del país, ya que cuenta con importantes yacimientos de gas y actualmente el país importa u$s8 mil millones de ese hidrocarburo.

Para ello el senador sostuvo que “se debe arreglar el precio del gas, llevándolo a 5.80 dólares y seguir manteniendo el gas plus con el acuerdo que hay de 7,50 dólares”.

Además, el dirigente advirtió que si bien la Argentina mantiene un precio del barril criollo a más del doble que el valor internacional, ante las crisis las empresas multinacionales adoptan medidas globales, por lo que “se han bajado casi todos los equipos y están en riesgo 1.500 puestos de trabajo”.

Junto con el Gobernador de la provincia, Omar Gutiérrez, el senador se manifestó en contra de los despidos. Si bien reconoció la situación que existe a nivel general con la caída del precio del crudo internacional y la baja de equipos de trabajo en el sur del país, Pereyra afirmó que en Neuquén la situación es diferente ya que existe la ventaja de direccionar la actividad productiva hacia el gas, tanto el Shale Gas como el Tight.

Pereyra adelantó también que está en contacto permanente con los ministros de Trabajo, Empleo y Seguridad Social, Jorge Triaca, y de Energía, Juan José Aranguren. “Vamos a evitar los despidos a través de la negociación y quizás a través de algún mecanismo legal como en 2008, que pudimos mantener los puestos de trabajo. Lo que se negocia es la continuidad del trabajo, seguramente vamos a tener que bajar algunas pretensiones, pero lo más importante es conservarlo”, aseguró el dirigente.

En cuanto a la pretensión esbozada por el gobierno de Chubut de que el gobierno nacional baje el precio del barril que le paga a Neuquén y la diferencia engrose el precio del barril de Chubut, enfatizó: “Nosotros no estamos dispuestos a perder un solo centavo de dólar de lo que ya está arreglado. El gobernador Omar Gutierrez me apoya porque una situación así implicaría una grave consecuencia para la actividad y para las arcas de la provincia del Neuquén. Nos quieren invitar a un conflicto nacional y nosotros no estamos de acuerdo, hay muchísimo para hablar y la discusión está encaminada”.

Fuente: Fuerza Petrolera

COMPARTIR